Llegamos a Edimburgo, capital de Escocia

Por Carlos Quirarte

30 Agosto 2015

Domingo y a las 3.35 de la tarde estamos abordando el vuelo a Edimburgo, Escocia. una conexión casi exacta. Llegamos a la capital de Escocia y nos encontramos con el Festival Cultural Internacional, una de las fiestas más grandes de la región y que sin duda es un derroche de entretenimiento, de arte. Música, alegría, teatro al aire libre, cientos de turistas se dan cita durante 3 semanas en Edimburgo para disfrutar y compartir, para bailar, cantar y comer.

image

El aeropuerto es pequeño, a la salida de las bandas de reclamo de equipaje nos recibieron para darnos la bienvenida al grupo de medios mexicanos que viviríamos la experiencia junto a un grupo de ejecutivos y periodistas de otras partes del continente americano.

La primera impresión fue encontrar el comando automotríz del transporte público y particular de lado contrario al que existe en el occidente, al acostumbrado.

image

Estamos llegando al hotel G&V, ubicando a media cuadra de la  catedral St Giles en pleno centro de la antigua ciudad de Edimburgo, habitaciones de lujo y un diseño vanguardista muy agradable. Debo confesar que no me esperaba esta combinación de arquitectura y diseño en un sitio tan lonjevo.

image

Cuando estaba en el aeropuerto de la ciudad de México compre un adaptador de conexión eléctrica para Europa, fueron 13 dólares que no sirvieron de mucho ya que hasta que llegué a la habitación del hotel, me di cuenta de que sólo servía para ciudades al sur del continente europeo, la compatibilidad del aparato no incluye claro Reino Unido.

image

Estamos saliendo a  nuestro primer encuentro con el wisky, una experiencia única en donde disfrutamos de una cocina muy particular y estamos por conocer la colección privada de ésta bebida en el mundo que está formada por 3,400 botellas siendo la más antigua una de Buchanan’s que data de 18 ?? … Entre las curiosidades que encontramos en la colección, estaba una botella diseñada para conmemorar el mundial de futbol de 1986 en México y una botella de wisky realizada de una mezcla de varios de ellos que en conjunto, logra 2 mil años de antiguedad. Variedades de diseños y de momentos guardados en vitrinas perfectamente iluminadas que resaltan el color del líquido de cada botella. Irónicamente la colección fue creada por un brasileño y después se recupero para mostrarla al mundo desde Escocia.

Ya salimos a recorrer el centro de la ciudad, el frío pero excitante centro de Edimburgo. A nuestro paso varias tiendas de recuerdos y pubs que te invitaban a tomar una rica cerveza, bebida por la que también se caracteriza Escocia. El clima lo esperaba menos fresco pero eso ayudó a que el recorrido no fuera pesado y que las subidas y bajadas de las colinas sobre las que se encuentra construida Edimburgo no fueran imposibles de caminar.

Llegando a la Catedral de St Gils, que es increiblemente imponente, encontré un corazón formado en el suelo de la explanada en donde los ciudadanos acostumbran, siguiendo la tradición, a escupir en su centro como protesta a las cárceles y a los impuestos del país. Unos pasos más adelante un monumento con la figura de Adam Smith, el padre de la economía moderna que escribió un libro muy importante denominado: La Riqueza de las Naciones, la cual muestra la filosofía del pensador quien sostivo que la riqueza de un país es producto del trabajo de su gente.

Estamos caminando frente al Banco de Escocia, un edificio hermoso, hablamos con un vagabundo originario de Nueva York quien se molestó por preguntar lo que significaba un ritual que estaba realizando con partes de muñecos de plástico, lo cual nos regresamos sin entender, una serie de maldiciones y reclamos decía de forma rápida y poco amable.

Nos vamos a descansar, mañana salimos a Glasgow, la segunda ciudad más importante de Escocia y que contaba hasta el año 2009 con 600 mil habitantes, 100 mil más que la propia capital, actualmente dicen que rebasa el millón de personas. Aunque me falto tiempo para conocer Edimburgo estoy seguro de que regresaré, sin duda quiero caminar entre sus panteones, conocer el Museo Nacional en donde se encuentra “Dolly”, el primer mamífero clonado en la historia y logrado por un Escoces. Estoy ansioso por saber que más nos espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s