Realidades que superan la ficción…

Por: Carlos Quirarte

El tema ya lo saben: el gordo problema que dos famosos tienen encima a consecuencia de una entrevista realizada a uno de los delincuentes más peligrosos del mundo.

Para entrar en contexto y de forma muy rápida Kate Del Castillo y Sean Penn realizaron una entrevista, se supone, para fundamentar el guión de una película basada en la vida de Joaquín Guzmán Loera, considerado el narcotraficante más importante y que ha escapado 2 ocasiones de la cárcel.

image

Algunos de los puntos importantes y que han causado polémica a nivel mundial son: que la entrevista fue realizada mientras “El Chapo” se encontraba prófugo de la justicia, que se dieron a conocer los intensos mensajes por medio de un teléfono móvil entre la actríz y el delincuente previo a sus encuentros y la forma en la que los hechos afectaron su pronta captura, pero sobre todo, la posibilidad de un vínculo más allá de una simple investigación entre los famosos y el narcotraficante.

Todo lo anterior (y muchos detalles más que se dan a conocer día con día) está en manos de la justicia, de las fuerzas de inteligencia y de otras organizaciones que han declarado ya se encuentran investigando.

Lo que me lleva a escribir este texto es la preocupación como mexicano sobre las acciones de una mujer que ha llevado el nombre de nuestro país a boca de todos, la preocupación de que  millones de personas se han enganchado a una novela muy bien contada y que nadie se pregunte o exija verdaderas explicaciones de un caso que ha costado millones de vidas reales. A mi no me corresponde juzgar las acciones (aún no comprobadas) de Kate Del Castillo, pero lo que sí necesitamos es cuestionarnos si esa es la forma en la que nos gusta que nuestro país sea reconocido en el mundo. Fue ella quien en el 2012 publicó una carta en la que dejó clara su admiración por el capo y propinía al narcotraficante usar su inteligencia e influencias para cambiar al país, fue ella quien en varias entrevistas clamó justicia, quien se fué de México buscando una mejor calidad de vida y además dijo estar cansada de la delincuencia y la corrupción, palabras que ahora la estan metiendo en verdaderos aprietos.

Nunca he estado de acuerdo con las películas o historias del cine que proponen reflejar lo negativo de una cultura (cualquiera que esta sea), menos si se trata se un país herido como el nuestro; México. Kate Del Castillo pudo o no tener las mejores intenciones, es libre de entrevistar, visitar, platicar, comer y hasta tomar tequila con quien quiera, pero en su posición de figura pública tal vez debió pensar en que sus acciones  tendrían consecuencias como las que está viviendo y se convertirían en la forma perfecta para distraer la atención de un pueblo burlado que ahora consume por todos lados una historia a la que no se le ve fin.

No se ustedes, pero me siento la burla de un espectáculo del que todavía hay mucho más que descubrir. Se pueden colar en los diarios de circulación nacional las supuestas conversaciones de una famosa con un delincuente pero, ¿no es posible conocer otras cientos de conversaciones de otros importantes y polémicos casos entre políticos, delincuentes o autoridades?, ¿No es posible entonces desenmascarar a verdaderos asesinos, delincuentes o defraudadores?

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s