El adiós del más grande olímpico de la historia: Michael Phelps.

Por Carlos Quirarte

Las recientes olimpiadas no solo marcaron un precedente para la historia de Brasil, marcaron la historia del atletismo del mundo al convertirse en testigo de la despedida del que ha sido nombrado como el más grande olímpico de todos los tiempos.

Team USA Pan Pacs Squad Training Session
GOLD COAST, AUSTRALIA – Agosto 19: Michael Phelps / Team USA Pan Pacs training session at the Gold Coast Aquatic Centre (Photo by Chris Hyde/Getty Images)

Michael Pheps es el nadador estadounidense más destacado de todos los tiempos, nació en 1985 sin pensar que escribiría su nombre con letras doradas en lo más alto. Su historia en los juegos olímpicos comenzó en el año 2004 cuando en Grecia logró seis medallas de oro y tres de bronce para después, en China en el año 2008, lograr ocho medallas de oro. Cuando llegó a Londres  en el 2012 y su desempeño le permitió llevarse a casa cuatro medallas decidió no exigirse más y hacer caso omiso a las críticas por no superarse a si mismo en cada competición internacional. Según declara el atleta en diversas entrevistas, no fue nada fácil enfrentar a quienes lo juzgaron por no cumplir sus expectativas, la presión social lo embarcó en las drogas, el alcohol y la desilusión.

Ni en su niñez, ni en su juventud había optado por “tirar la toalla” y caminar por la vereda fácil. Desde los 7 años sufrió por la crueldad de sus compañeros de escuela y la separación de sus padres, situaciones que lo sumergieron, literalmente, en las albercas profesionales para convertirse en el número uno, su hiperactividad fue canalizada y logró desde muy pequeño fijarse metas. Después de la pausa a partir del 2012, Michael Phelps reactivo su espíritu deportivo 2 años después, así recupero su espíritu de competición y tomó las riendas de su vida para alejarse de la bebida, ponerse en forma nuevamente y caminar hacia Brasil, demostrando que aún era el campeón del mundo. Ahora en Río 2016 se llevó a casa cinco medallas de oro y una de plata y anunció que se retira de las competencias para seguir con su vida muy lejos de los reflectores, de la opinión pública, de la presión. Pheps se va en la cima, como los grandes, como  un vencedor. La cantidad de reconocimientos lo hace el deportista con más medallas de oro en la historia de los juegos olímpicos y eso le otorga el título del hombre más rápido del mundo en el agua.

phekps2

No es fácil decir adiós, no es fácil abandonar el barco que lo llevó a ser el orgullo de una potencia mundial, de su nación, de ser el ejemplo, la inspiración para millones en el planeta, pero lo ha decidido. El atleta se dijo estar listo para retirarse, sentirse preparado mentalmente para hacerse a un lado y después de 24 años de brazadas parar en seco. Es el llamado “Tiburón de Baltimore” de quien no sabemos lo que haga ahora con su gran capacidad para vencer barreras.

Son estos los ejemplos de lo que significa lograr metas, cumplir sueños y no detenerse los que el mundo debe promover. Es con estas historias como nos podemos dar cuenta de la gran capacidad del ser humano para poder brincar obstáculos y concentrar fuerzas en competir sana y virtuosamente. Ahora vendrá otro campeón, otro ejemplo del que conoceremos su historia muy pronto y que intentará dejar huella, del que seguramente estaremos hablando en el 2020 y que nos sorprenderá. Aunque muchos tienen las esperanzas puestas en que algo haga cambiar de opinión al buen Michael, parece que esta vez va en serio y creo que se lo merece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s